Para un momento como este

En el libro de Esther, esta respuesta de Mardoquéo me encanta:

“No te creas que por estar en el palacio escaparás cuando todos los demás judíos sean asesinados. Si te quedas callada en un momento como este, el alivio y la liberación para los judíos surgirán de algún otro lado, pero tú y tus parientes morirán. ¿Quién sabe si no llegaste a ser reina precisamente para un momento como este?”.

1. Mardoquéo confiaba en un Dios poderoso, no en las influencias que pudiera tener o las personas con las que pudiera contar, de algún modo Dios lo resolvería.

2. Me encanta que cada uno de nosotros también podemos preguntarnos: ¿Quién sabe si no llegaste a ser _______ (inserte profesión o título) precisamente para un momento como este?

No huyas del problema o el caos, quién sabe… tal vez Dios te puso ahí para ese preciso momento.

Siete cosas que he aprendido en siete años

Hey, tenía súper abandonado mi blog, pero aquí estamos una vez más; escribiendo, expresándome, compartiendo lo que soy y lo que pienso. ¡Bienvenido!

En estos días estoy celebrando 7 años de trabajar en la iglesia, 7 años de Ministerio de tiempo completo, ¡7 años de aventuras! Podrá parecerte poco… pero a mi parecer es toda una vida =)

¿Qué hago en la iglesia? Bueno, mi responsabilidad principal es el ministerio de niños, (el mejor y más completo ministerio de la iglesia local), pero hago mucho más que eso, tengo ciertas responsabilidades pastorales y administrativas también.

¿Alguna vez has querido servir a Dios de tiempo completo? ¿Te preguntas cómo se siente? ¿Es tu sueño? Era el mío desde la prepa, siempre lo tuve claro, quería estudiar una ingeniería, titularme, entregar mi título a mis papás y servir a Dios de tiempo completo… y pues bueno, han pasado 7 años desde entonces y por eso quiero compartir contigo 7 cosas que he aprendido en 7 años de ministerio de tiempo completo.

  1. No necesitas trabajar en una iglesia para servir de tiempo completo.
    Mientras más lo pienso, más me convenzo; con el paso de los años he conocido personas que son staff y que sirven a medias y personas voluntarias que sirven como si su día tuviera más horas que el mío. El ministerio no es algo que dejemos de ser, es algo que vivimos 24/7 nos paguen o no por hacerlo.
  2. ¿Cansado? Bastante, muchas veces es difícil desconectarte de las situaciones que la iglesia vive, uno vive cargando muchas emociones propias y ajenas, llegas amar tanto a la gente que te dueles con ellos, pero de la misma manera, llegas a amarlos tantos que te alegras con cada una de sus victorias obtenidas.
  3. ¿Hay que sacrificar a la familia? No, hay que aprender a tener balance, a compensar, a trabajar en equipo, a darle su lugar y su momento a cada quien, definitivamente no es fácil, pero sí es necesario.
  4. Fidelidad, si algo he aprendido es a ser fiel, a no rajar ni a tirar la toalla, a seguir adelante aun cuando las cosas no salen como uno esperaba, a seguir adelante cuando el futuro no es claro, no se trata de como empiezas la carrera, se trata de como terminas. Muchas veces he querido renunciar, pero si algo tengo claro es que sé, que sé, que sé, que Dios me ha llamado y estoy decidido a ser un obrero fiel.
  5. No seas llanero solitario. No hay nada peor que intentar servir a Dios de tiempo completo sólo, una de las cosas que más me han servido en estos 7 años es servir a Dios con mis amigos. A veces hay momentos de crisis, stress, duda y hasta tentación donde siempre será bueno tener un amigo cerca, eso así… rodéate de buenos amigos, que te ayuden a crecer más, no de personas tóxicas que desanimen.
  6. Pies en la tierra. Un sinónimo de ministerio definitivamente sería gente, personas, ovejas… ¿quieres disfrutar el ministerio? No olvides mantenerte siempre en contacto con la gente, a final de cuenta todo se trata de que ellos conozcan y amen más a Jesús, empezamos a perder el piso cuando empezamos a perder el contacto con la gente; la rutina nos abruma y acaba cuando todo es trabajo, procesos, sistemas, reuniones, tareas, etc., pero cuando discipulamos a otros, nuestro corazón se llena de la energía y pasión necesaria para seguir adelante.
  7. Siete y la más importante: Ten un corazón inofendible. Sí, suena a cliché, cuida tu corazón, no almacenes ofensas, perdona, bla, bla, bla… pero es cierto, no conozco a nadie que haya servido a Dios con todo su corazón que no haya sido ofendido; pero tampoco conozco a nadie que haya servido toda su vida con un corazón que almacena las ofensas, es imposible. El riesgo de amar mucho es quedar tan expuesto que fácilmente puedes ser ofendido, lastimado o traicionado; pero es un riesgo que vale la pena correr siempre y cuando estés dispuesto a perdonar.

Si llegaste hasta aquí ¡felicidades! eres un gran lector 😉 y gracias por leerme, esto es tan sólo un poco de lo que he aprendido, claro que hay mucho más, sobretodo si hablamos de cosas técnicas del ministerio de niños, pero eso será tema para otro post o para una plática con un buen café, por cierto quiero pedirte dos cosas =)

UNO: cada que puedas, ora por mí y mi familia, pide que podamos servirle a Él con locura, pasión y trabajo duro durante los próximos 50 años que vienen

DOS: Déjame un comentario… =), una pregunta, una queja, lo que quieras,

Qué Dios te bendiga =P

¡Ya es hora!

Estamos casi a medio año y eso me recuerda todos los propósitos de año nuevo que hice y que seguro tú también hiciste ¡no te hagas!

No se tú, pero a mi me pasa continuamente que emprendo cosas y luego las descuido, por ejemplo, el año pasado corrí 1,500 kms durante carreras y entrenamientos, este año no llevo ni 100; este año me propuse tomar una foto diaria y escribir una historia en este blog cada día y me quedé como en el día 50; el año pasado hice dieta 8 meses y desde diciembre no la he retomado. =(

Y a propósito de descuidar cosas importantes mira el versículo con el que me encontré el otro día:

“Es hora de traer de regreso el arca de nuestro Dios, porque la descuidamos durante el reinado de Saúl.” 1 Crónicas 13:3

Como seres humanos creo que tenemos la tendencia de descuidar las cosas después de un tiempo… nuestra naturaleza pecaminosa nos inclina a descuidar nuestra relación con Dios.

Soy el primero en levantar la mano para declararme culpable, en medio de nuestras actividades puede tornarse difícil mantener nuestras disciplinas espirituales, pero… “es hora de traer el arca de nuestro Dios a nuestras vidas”

No se cuál es tu situación ni como te encuentres espiritualmente en este momento; pero si te sientes al 100% #aplausos, trata de mantenerte así porque nuestra naturaleza siempre nos querrá jalar al extremo del descuido.

Si has descuidado tu relación con Dios, no te condenes, ni te des de latigazos; termino dándote 5 pasos para que vuelvas al buen ritmo =D

  1. Arrepiéntete: Reconoce delante de Dios tu incapacidad de hacerlo solo y pídele perdón.
  2. Pide ayuda: Espíritu Santo es el único que puede ayudarnos a volver al juego,  pídele su guía.
  3. Empieza de cero: Vuelve a tus disciplinas espirituales, pero empieza poco a poco, será un camino cuesta arriba, agarra ritmo paso a pasito.
  4. Haz equipo: De ninguna manera lo intentes solo, pide a un amigo que te apoye en oración, que te pregunte cómo vas.
  5. Disfruta: Aunque parezca que vas lento, disfruta el recorrido y pon atención a lo que Dios vaya hablándote.

¡YA ES HORA!

*** ¿Cuál paso fue el que más te ayudó? Déjame un comentario 😉 ***

 

 

 

 

12:31

Hay un pasaje en la Biblia súper famoso que me encanta, es usado para dar consejerías, lo predican en bodas, lo venden en librerías como cuadros para decorar la casa, suena romántico y por eso a las chicas con novio y sin novio les encanta leerlo y es el estándar para una sana relación de pareja… ¿ya adivinaste de qué pasaje estoy hablando?

Sí, 1 Corintios 13, En la NVI el tópico del pasaje es “El Amor”, en la NTV “La Mayor es el Amor”, en la RV60 “La Preeminencia del Amor”.

“Sin amor sería como un metal que resuena. Si profetizo pero no tengo amor no sería nada. El amor es paciente y bondadoso. El amor todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. Nunca se da por vencido. No se irrita, nunca se da por vencido” (paráfrasis)

#Aawwww, ¡que bonito! Es un pasaje tan romántico e idealista – y sí que lo es -. Me encanta, es más, en este momento sigue esta liga aquí y léelo completo.

Y ahora que ya lo leíste quiero hablarte de otro versículo, el versículo anterior, 1 Corintios 12:31, como el título de este post.

“Pero ahora déjenme mostrarles una manera de vida que supera a todas las demás.”

Hace poco me topé con 1 Corintios 12:31 y fue como una bomba a mi espíritu. Estamos de acuerdo que 1 Corintios 13 es un pasaje brutal que nos desafía en todo sentido… pero si conectas esta última frase del capítulo 12 con el capítulo 13 todo cobra más sentido.

Creo que Pablo está queriéndonos decir que tenemos dos opciones de vida, la que estamos acostumbrados a vivir, con momentos buenos de amor, pero con rencores, celos, envidia, etc., o una manera de vida diferente que es mucho más sublime que cualquier otra manera de vida que pueda existir: Versículo siguiente #BOOM, nos avienta una bomba brutal acerca del Amor.

No quiero tirarte mucho rollo (aunque me encantaría hacerlo), en lugar de eso quiero que tú lo medites, termino con esto: Piensa en todo lo que dice 1 Corintios 13… ahora piensa en que todo eso es una invitación para vivir en una manera de vida que SUPERA TODAS LAS DEMÁS, ¿en cuál estás decidiendo vivir?

Antes de irte déjame un comentario, me encanta leer lo que piensas, opinas y meditas de lo que escribo. Saludos.

Obed Hernández.

¡Ve y haz lo mismo!

En Lucas 10 Jesús nos enseña a “amar a tu prójimo como a ti mismo” y para ilustrarlo cuenta una historia donde aparecen tres personajes: Un Sacerdote, un Levita y un Samaritano Despreciado.
Después de contar la historia Jesús le pregunta al maestro de la ley, ¿quién se convirtió en el prójimo del hombre que fue asaltado y golpeado por ladrones? – Este respondió – El que mostró Compasión y Jesús termina diciendo: ¡Correcto! Ve y haz lo mismo.
Qué curioso… de los tres personajes de la historia, el Samaritano era el que tenía más razones (válidas) para NO mostrar compasión, era despreciado, agredido y tratado como perro por la mayoría de los judíos, sin embargo fue el único que mostró compasión, fue el único que se acercó, fue el que se convirtió en el prójimo (en el más cercano).
Es cierto… muchas veces tenemos mil razones (bien justificadas) para NO mostrar compasión a otros; es cierto a veces los demás “no se merecen” nuestra compasión y amor; es cierto nos han tratado mal, traicionado, decepcionado y nos rehusamos a mostrar compasión.
Mostrar compasión y amor a otros no es un asunto de emociones, tampoco de “merecerlo o no”, mostrar compasión y amor a otros es un asunto de obediencia, Jesús le dijo al maestro de la ley ¡Ve y haz lo mismo!; es decir, ve y ama a otros aunque te maltraten, aunque te traicionen, aunque no se lo merezcan, ve y muestra compasión. Ve y haz lo mismo.
¿O no fue eso lo mismo que Jesús hizo con nosotros?

[54/366] M de Matrimonios #ABCproject [13/27]

vsco-photo-1

Todos los miércoles en la noche mi esposa y yo apartamos un tiempo para compartir con otras parejas nuestras experiencia como matrimonio en estos ya casi 6 años de aventura. Al principio tenía algo de miedo, sobretodo porque me preguntaba: ¿Qué vamos a poder compartir nosotros?, pero la verdad es que ha sido una experiencia increíble, hemos hecho buenos amigos y hemos visto a otros chavos crecer y madurar en su relación de pareja.

Dicen que  aprendemos 10% de lo que leemos. 20% de lo que escuchamos. 30% de lo que vemos. 50% de lo que vemos y escuchamos. 70% de lo que decimos. 90% de lo que decimos y hacemos, es decir, lo que enseñamos y compartimos con otros.

¡Quieres mejorar en algún área de tu vida, conviértete en un maestro de lo que ya sabes!

Antes de irte déjame un comentario… ¿te gusta compartir lo que has aprendido? ¿en qué áreas te gustaría empezar a crecer más?

[53/366] N&K #39random [12/39]

  
Dedico este día y esta foto a mi par que ya están creciendo mucho… Tan rápido ya entraron al Kinder, ellls súper emocionados ni lloraron ni nada, K parece que está enamorado de su mochila porque no la suelta para nada. N dijo: “Estoy muy ansiosa, no puedo esperar a conocer a mis nuevos compañeros” ella y su vocabulario que quien sabe de donde aprende. Y pues nada… aquí estoy yo viéndolos crecer, contento por ver lo que Dios hace en ellos, pero triste de que ya no son unos bebés.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Cambiando de tema… Van más de 50 días con este proyecto y creo que no va tan bien como esperaba, hacer fotos tan específicas y de diario no fue una buena idea… intentaré lograr lo más que se pueda, pero ya ayer y antier no tomé absolutamente ni una foto.

Haré mi mayor esfuerzo y si al final no logro tener todas las fotos que me propuse ni modo, tendré que renunciar a los hashtags mas no a cargar con mi cámara a diario y subir una foto por cada día del año.

Cambio y fuera [¿habrá alguien del otro lado leyéndome? déjame un comentario si estás ahí]