¿Lideras para que otros tengan éxito?

¿Lideras para que otros tengan éxito o lideras para tú tener éxito?

La diferencia entre un gran líder y un líder mediocre es que el gran líder lidera para que otros ganen, les prepara el camino para que tengan éxito e incluso comparte con sus discípulos su receta secreta para que logre ser igual o más exitoso que él mismo. Un líder mediocre lidera de una manera egoísta y no comparte lo que sabe con otros.

Escribo esto primeramente para mí, como padre que quiere que sus hijos tengan éxito, pero creo que es igual de aplicable en el liderazgo, discipulado y con nuestros hijos espirituales.

En 1 Crónicas 28, cuando el Rey David le entregó la tarea a Salomón para construir el templo no lo hizo a la ligera lavándose las manos del proyecto, lo hizo consiente de que de su liderazgo dependía si su hijo tenía éxito o no y esto fue lo que hizo:

1 Crónicas 28:2 – Compartió la visión de la manera más clara posible
1 Crónicas 28:6 – Construyó la identidad de su hijo como alguien elegido y llamado por Dios
1 Crónicas 28:9 – Puso el fundamento principal del proyecto: Conoce íntimamente a Dios y no te apartes de él.
1 Crónicas 28:10 – Puso el segundo fundamente: Carácter: Sé Fuerte y Haz el trabajo.
1 Crónicas 28:11 – Compartió con él toda la información necesaria para que Salomón lograra tener éxito, planos, detalles, diseños, sistemas, procesos, medidas, especificaciones.
1 Crónicas 28:20 – Lo animó: Parece una tarea imposible, pero sé fuerte y valiente, crece en carácter porque Dios está contigo.
1 Crónicas 29:2 – Invirtió todos los recursos a su alcance (oro, plata, piedras preciosas, madera, bronce, etc.) para que Salomón tuviera éxito
1 Crónicas 29: 23-25 – ¡Dale!, después de haber hecho todo lo posible para que su hijo tuviera éxito, lo empoderó y le dio el banderazo de salida, ¡te toca correr a ti!

Como padres (o como líderes) es muy importante hacer todo lo que esté a nuestro alcance para que nuestros hijos (o discípulos) tengan éxito, esto significa que nos vamos a preparar, vamos a trabajar, vamos a quitar todos los posibles obstáculos, vamos a indicarles el camino correcto, vamos a edificarlos con nuestras palabras, les recordaremos que son llamados por Dios, los animaremos cuando crean que no pueden, les enseñaremos a crecer en carácter y por último vamos a confiar en ellos y nos haremos a un lado para que puedan correr con la parte de la visión que les toca.

¿Quieres ser un líder mediocre? No compartas tu visión, sé egoísta, confórmate con tu éxito personal, no empoderes a otros, no edifiques, no compartas tus secretos.

Papá, director de área, CEO, Gerente, Pastor… ¿Quieres ser un gran líder?, lidera para que los que dependen de ti tengan éxito.

Hagamos de esto una conversación, ¿qué piensas? ¿Te cuesta trabajo liderar para que otros tengan éxito? Me encantará leer y responder tus comentarios.

daniel-mccullough-348488-unsplash

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s